Sede Alianza Colombo Francesa

NUEVA SEDE ALIANZA FRANCESA CHICÓ
 

La frase de Rogelio Salmona que acompañó la valla de cerramiento de esta obra: "Arquitectura: lugar de encuentro entre la razón, el encantamiento y la poesía", es todo un credo y resume lo que él buscaba con este edificio: que fuera la arquitectura la que propiciara ese encuentro y que su uso permitiera el acercamiento a la cultura francesa.
 

Cuando la Alianza Francesa le encarga a Rogelio Salmona el diseño de la nueva sede en el Chicó, él lo recibe como un reconocimiento a su arquitectura, labor que había desarrollado durante toda su vida con tanta pasión. Encontró con este edificio una manera más de estrechar los fuerte vínculos que siempre tuvo con la cultura francesa.

El lugar, un lote largo y estrecho, situado sobre la carrera 11, contiguo a la Embajada Francesa, que condicionaría el diseño del edificio y debería albergar un amplio programa para que la Alianza Francesa pudiera desarrollar su actividad cultural, de difusión de la lengua y la cultura francesa.

A diferencia de otros proyectos, en éste, Rogelio muy pronto llegó a encontrar la espacialidad que buscaba y desde sus primeros esquemas vemos sus ideas bien definidas. La estrechez del lote era un reto y a la vez una oportunidad, había que explotar esa longitudinalidad. Para ello propone una gran rampa, que recorre, el edificio y le da vida. En ella las ventanas marcan cadencias, abren perspectivas, capturan la luz, la vuelven materia y juegan con las sombras, los claroscuros marcan ritmos. El recorrer es un acontecimiento, un devenir que cambia a cada paso. Es la rampa paso obligado para llegar a las diferentes dependencias, eje central del proyecto.
 

Los primeros pisos, destinados a las actividades culturales de la Alianza, son los lugares más públicos del edificio; en ellos se encuentran la sala de exposiciones, la sala de lectura informal, una mediateca infantil, un salón múltiple, la sala multimedia (con la última tecnología para la enseñanza de idiomas) y la cafetería, tienen como telón de fondo un jardín escalonado.
La biblioteca, en segundo piso, es un espacio muy transparente, pues se abre hacia una gran terraza que le permite también realizar sus actividades al aire libre.

Las veinte aulas de clase ubicadas hacia el costado norte entre los pisos tercero y sexto, tienen un manejo acústico que les permite aislarse del ruido de la carrera 11. Sus clases, de grupos reducidos buscan impartir una educación personalizada. En el último piso están las oficinas administrativas de la Alianza Francesa.

 

Un tema importante para resaltar es el manejo bioclimático del edificio, con el cual se logró reducir al mínimo el uso de sistemas de ventilación mecánicos y un magnífico nivel de confort al interior de las aulas, generado por la constante renovación del aire que se capta por los calados de las fachadas, se filtra y luego se extrae a través de la rampa, por un buitrón ubicado en la cubierta; este permite, a su vez, el ingreso de luces y sombras al interior del edificio, manejo de luz que termina también enriqueciendo la arquitectura.
 

Hablando de los materiales, es necesario precisar que siempre se pensó en hacer el edificio en concreto ocre a la vista para cumplir con el deseo de Salmona, y para dar continuidad a una investigación había iniciado años atrás con el apoyo de Francisco de Valdenebro.

Términos de uso - Políticas de privacidad - Créditos - Documentos del Régimen Tributario Especial

Copyright © 2010 Fundación Rogelio Salmona. Todos los derechos reservados        

Carrera 6 No. 26-85, piso 20. Teléfonos: (57-1) 283 6413 / 341 6629 Bogotá, Colombia. informes@fundacionrogeliosalmona.org

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin