Casa Puente

La Casa Puente se encuentra en la vertiente occidental de los cerros de Suba, al interior de una parcelación de baja densidad con construcciones aisladas y abundante arborización.

La construcción, de planta en L, está orientada hacia un jardín empradizado y hacia la sabana de Bogotá. La edificación consta de volumetrías diversas, cortadas por diagonales muy agudas, que apuntan hacia árboles de gran porte y hacia los cerros.

Gracias al emplazamiento sobre la pendiente, la casa consta de un encadenamiento de espacios sociales calificados por iluminaciones cenitales de orientación y tamaño diferentes. El hogar y el gran buitrón de la chimenea sirven de foco para núcleos espaciales conectados entre sí: en el ala oriental las áreas sociales y los servicios; y en la norte las alcobas. Tanto los muros interiores como exteriores presentan ladrillo a la vista que, mediante diversas luces cenitales, cambia constantemente de tonalidades.